La generación Case – Sensitive

Entre tanto emoticón, trino y abreviatura, las letras han tomado un papel trascendental en la vida ‘internetera’. Esta es una visión al interior de los ordenadores para develar el significado de pequeñas cosas que se ven a diario…

Juan Pablo Rojas

Si tal vez, solo tal vez te dejaron un mensaje con un ‘<3’ y quedaste perdido, has de saber que no es una equivalencia matemática, mas sí te están expresando cuanto te quieren; si has visto muchos ‘XD’ reunidos, no se trata de ninguna extraña multiplicación pero  puedes estar seguro que es una risa multiplicada a la X potencia, que para comprenderla, basta ubicar la cabeza sobre tu hombro izquierdo y dejar volar la imaginación.  El mismo caso se da con cosas como ‘lol’  y ‘ROFL’, que funcionan como alguna vez funcionó el famoso TQM, pero en este caso sirven para reírse de la vida.

Estas son tan solo unas pocas muestras de aquellas abreviaturas que se esconden entre la lluvia de emoticones que vemos a diario en ordenadores y dispositivos móviles, con la única intención de dar a conocer al mundo, y sin importar el idioma, las emociones que se esconden detrás de la pantalla, contenidas en cada cibernauta que entra ‘on-line’ desde tempranas horas de la mañana, muchas veces sin dormir, pues el alimento de bits que lo mantiene conectado al mundo entero, entre ‘Post’, ‘Walls’, ‘Pics’ y ‘likes’ no tiene inconveniente con el tiempo, ya que siempre habrá alguien más despierto en otra zona horaria.

Y si muchas veces usted, señor padre de familia (si no es que también ha entrado en la era de la expresión abreviada), no entiende por qué tantas letras juntas tienen algún sentido, si por más que  lo busque no lo encuentra en el español, es porque gracias a la universalidad de la red, muchas de estas expresiones vienen del idioma inglés, develando un ‘Laughing out loud’ (Riendose fuerte) (lol), ‘Rolling on floor laughing’ (Algo así como rodando en el piso de la risa)(ROFL) y ni que decir del famoso OMG (oh! My God!) (Oh! Dios mío!), o del soez ‘WTF’, que por ser soez pero divertido se permite traducir como un ‘What the Fuck!…’.

Claro está que esto no es solo cosa de ‘gringos’ que contaminaron el escribir de la Internet como algunos pueden pensar: nuestros amigos Japoneses han hecho gala de su ingenio para no solo abreviar sino tratar de dibujar las expresiones faciales, llegando por ejemplo a dar a dos acentos circunflejos la oportunidad de sonreír a la manera nipona (^^), mandar besos al mundo que no son ‘Mua!’ o ‘Smuak’ sino ‘Chu’ en su diccionario de onomatopeyas (^3^), mostrarse sonrojados en situaciones embarazosas como lo harían en la animación japonesa (^///^) o gritando y bostezando cuando la ocasión lo requiera (^O^).

Y ni qué decir del llamado ‘ASCII ART’, que no es más que la manera artística de reunir caracteres del Código Estándar Americano para el Intercambio de información ASCII (American Standard Code for Information Interchange), para ‘literalmente’ dibujar toda clase de objetos, animales o personas con letras y signos, solamente limitados por la imaginación del ‘ciber-artista’ y la visión del espectador que lo interpreta. De esta forma se puede observar, cuan poderosas se han vuelto las letras en este mundo que guarda silencio de la pantalla hacia afuera, pero que grita hacia dentro de la gran red por medio de millones de pulsaciones eléctricas, enviadas por las neuronas y traducidas por el teclado, para ser interpretadas por el resto del mundo según su capacidad, que puede ser medida como si se tratara de las horas de vuelo de un piloto de avión, en las horas que cada uno ha pasado ‘On-line’ familiarizándose y entrando en contexto con millones de emociones abreviadas, tanto así, que ahora es tan importante si se escribe en mayúsculas o minúsculas durante una conversación de mensajes instantáneos, como subir y bajar el tono de voz en una discusión cotidiana, pues si en un tiempo pasado se susurraba al oído o gritaba a los cuatro vientos, esta es la época de enviar ‘Privados’ y postear ‘trinos’, en donde predomina la que yo he querido llamar la generación ‘Case – Sensitive’.

Ejemplos de ASCII ART: http://www.rofl.name/a/

Juan Pablo Rojas

Juan Pablo es un Bogotano, Tecnólogo en sistemas de 24 años, estudiante de Ingeniería, que pasa la mayoría del tiempo entre el Japonés y el SQL, amante de los idiomas  y a pesar de Ingeniero, artista de teatro  por varios años con la Fundación Reciclarte, escritor de poesía épica que espera publicar pronto,  gusta de la literatura Fantástica de J.R.R Tolkien y tiene en su haber varios cuentos de autoría propia sobre crítica social.

Anuncios

Acerca de eldespacio

Una central de información desde un punto de vista casual.

Publicado el enero 5, 2011 en Urban's Culture y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Me gustó muchísimo tu artículo…. hay cosas tan “obvias” pero que no nos damos cuenta…
    Me gustó 🙂
    Felicitaciones al escritor

  2. excelente, aunque me la paso en internet no conocia todos esos significados; el despacio te instruye jajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: